Compra y venta de artículos usados

Este tipo de negocio no sólo se da en países con problemas económicos, porque existe diversidad de artículos que pueden ser adquiridos de segunda mano, ya sea estos objetos de colección o antigüedades (que pueden adquirir un alto precio en el mercado), hasta ropa o artículos infantiles.

De lo que trata el negocio es de abrir una tienda donde se puedan exponer los artículos, ya sea una tienda física o virtual, y ofertar los productos con algún incremento en el precio original. Este tipo de negocio puede dar una ganancia que hasta puede sobrepasar el 100%, si además se repara o acondiciona el producto para su venta.

Se crear la tienda especializada en algún rubro en particular, existen varios que dan buenos resultados, por ejemplo: juguetes, antigüedades, ropa para adolescentes y adultos, ropa para ocasiones especiales (como vestidos de novia), artículos electrónicos, computadoras y accesorios, artículos deportivos, joyería, electrodomésticos, etc.

Lo que se debe cuidar es la calidad de los productos y su presentación. Por lo que si se realiza compra de productos estos deben cumplir unos requisitos mínimos.

Un negocio de este tipo puede iniciarse con poco capital, e incluso con artículos propios, estilo venta de garaje, e irse incrementando según la demanda y la habilidad del comerciante.

Si la tienda será instalada físicamente, es preferible abrirla en ciudades pequeñas, que por lo general son las que más resultados dan en este tipo de adquisiciones.

Otro negocio similar, que puede crearse simultáneamente es el de renta o alquiler de objetos, ropa o artículos. Las personas que necesiten algún traje en particular, o algún artículo para realizar un trabajo temporal (como herramientas de jardinería), pueden ser buenos clientes para rentarles objetos por un pequeño tiempo y obtener una ganancia adicional.

Por otra parte, se puede publicar la página de la tienda en Internet o utilizar servidores de compra y venta online existentes para hacer publicidad sobre los artículos en venta, e incluso, en el caso de objetos valiosos o de colección, crear subastas públicas, que pueden incrementar grandemente los ingresos.