Ideas de negocio: servicio de fotografía

Si tienes una buena cámara de fotos profesional y siempre que vas por la calle imaginas cuadros que según tu criterio serían excelentes imágenes para mostrar, entonces debes explorar este campo.

fotografa

Este negocio puede ser muy beneficioso si eres emprendedora y aspiras posicionarte y ganar clientes potenciales que te busquen por tu lente.

El servicio de fotografía puede ser ampliamente explotado para ofrecerse a aquellas personas que desean mostrar imágenes exclusivas y originales agregando elementos de gran calidad, como tamaño y calidad de la imagen.

Desde servicios ofrecidos para fiestas hasta imágenes publicadas en Internet, el campo de la fotografía se expande cada día más presentándote una oportunidad más de ganar dinero mientras empleas tu tiempo en captar imágenes.

Si te da un poco de miedo arriesgarte, evalúa invertir en un buen curso, que te puede dar la ventaja de llevar a cabo tu propio proceso de revelado o trabaja con imágenes digitales y una buena impresora. Es importante que sepas que para esto debes contar con un capital inicial importante ya que estos cursos no son muy accesibles y los materiales tampoco. Pero que lo anterior no te desanime, si te atreves y eres mas aventurera comienza por realizar tu propio Photo book o portafolio fotográfico en donde puedas mostrar parte de tu hobby llevándolo a un nivel más profesional.

En este caso, se recomienda hacer un pequeño estudio del mercado que ofrece los mejores revelados, utilizando papeles de calidad y a los precios más atractivos, de esta forma no tendrás que realizar un gasto inicial potencial.

Como motor de impulso, puedes ofrecerte a realizar pequeños trabajos a tus amigos y familiares e ir armando el portafolio con esos trabajo, también practica con las temáticas de libre elección, como naturalezas muertas, sociedad, etc., en los que puedas mostrar un tipo de trabajo mas exclusivo al que comúnmente se recurre. De esta forma demostrarás la versatilidad de tu trabajo y la calidad de este.

Sólo tus ganas son necesarias para comenzar este proyecto ambicioso que con el tiempo puede ser muy rentable para tu bolsillo.

Vía imagen: London Asian Guide