Necesito dinero pero no tengo un buen estado financiero… ¿qué hacer?

Ok, tienes una gran idea, sientes que esta vez si podrá ser un gran hit, pero necesitas dinero para llevarla a cabo y el problema es que tu estado financiero no es muy bueno como para obtener un crédito bancario… tranquilo, existen algunas opciones que puedes implementar, quitarte de la mente el pensamiento de “necesito dinero” y simplemente ¡empezar a hacerlo realidad!

1. Pídele dinero prestado a tus amigos

Esta no es una idea “tan loca” si piensas que así fue como empezó una de las empresas más grandes y exitosas del mundo: Google. ¿Sabías que los muchachos de google tampoco tenían suficiente dinero para empezar su gran buscador? ellos pidieron dinero prestado a amigos y familiares, compraron unas computadoras y las tenían en sus cuartos, dormían con ellas… ya ves, no empezaron con una lujosa oficina en un gran edificio… no, desde sus cuartos y con dinero prestado… tu también puedes hacerlo.

Reúnete con algunos amigos y familiares de tu confianza y plantéales la idea, lo mejor de esto es que por lo general los amigos no cobran intereses así que estarás en una buena posición (aunque será una posición de mayor compromiso ya que no quieres dañar la relación por ese dinero). En cualquier caso siempre ten en cuenta esto: no prestes más de lo que sabes que no podrás pagar si el negocio no sale como lo esperas.

Es bueno que hagas una lista de posibles gastos y ganancias con tu nuevo negocio, nada muy elaborado, sólo unos estimados rápidos… pero eso si: sé realista. (no te enfoques en realizar un “plan de negocio”, ya que son una perdida de tiempo… en otro post hablaré de esto).

2. Obtén dinero por otras vías

Supongamos que no tienes un trabajo así que no tienes ninguna entrada de dinero aún… y no tienes porque no quieras, sino porque no consigues. No hay problema, existen mucha cantidad de trabajos que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar usando internet, en este post te dejo algunas ideas que puedes implementar: secretos a aplicar si necesitas dinero.

3. Empieza con lo que tienes

Muchas veces tenemos lo que hace falta para iniciar un proyecto pero siempre tenemos la tendencia a pensar “necesito dinero”. Evalúa tu situación y el tipo de negocio que quieres emprender, puede ser que el dinero que estás necesitando sea menos del que crees (incluso puede que tus ahorros te alcancen para empezar). Todo emprendimiento es difícil y conlleva un riesgo (algunas veces menor otras veces mayor)… pero tienes que confiar en ti mismo y en tu idea, de lo contrario no podrás salir adelante.

Tampoco esperes por el “momento correcto”, tendemos a pensar que hay un momento clave, que todas las cosas tienen que alinearse exactamente como pensamos para poder empezar… esto es un gran error. Empieza con lo que tienes y a medida que avanzas y el negocio crece, ajustarás y mejoraras tus procesos… el mejor momento para empezar es ahora.

4. Dile adiós al pensamiento de “necesito dinero” y bienvenido el nuevo pensamiento de “arriba mi negocio”

Gran parte de emprender un nuevo proyecto es algo mental. Necesitas mentalizar el éxito y luego trabajar para ello, sé constante, al principio no verás muchas ganancias y tendrás muchos problemas (es lo más probable, no es para que te deprimas) pero sigue adelante, eso es lo que importa.