PROBLEMAS LEGALES CON LOS FELPUDOS

Con el objetivo de mantener la estética y la uniformidad en las apariencias, dentro de las comunidades de vecino es normal que se acuerde instalar un mismo tipo de felpudos. Sin embargo este puede ser un motivo de discusión. ¿Qué hace si el tuyo es diferente al resto?

 

Aunque pueda parecer absurdo, en los estatutos internos de las comunidades de vecinos suele haber un punto que indica que la estética de la finca debe conservarse. Ello implica detalles tan nimios, y aparentemente absurdos, como los toldos, los buzones o los anteriormente mencionados felpudos.

 

Y es que si un vecino decide, de forma unilateral, adquirir y colocar un felpudo distinto al del resto de vecinos, este puede ser sancionado por la comunidad. En consecuencia deberá retirar el tapete impreso de inmediato. De no hacerlo puede incurrir en infracciones mayores, las cuales, pueden ser sancionadas según la normativa vigente de la propia comunidad de vecinos.