Uno de los secretos claves de los millonarios.

Para muchos son preguntas que dan vueltas en la cabeza: ¿Cuál es el secreto para ser millonario? ¿Cuál será la fórmula?. Hoy vamos a ver que dicho secreto lo podemos sintetizar en dos palabras y ellas son: “Ingresos Pasivos“. Muchos de los actuales millonarios y multimillonarios una vez que descubrieron esto pusieron todas sus energías en construir justamente ingresos pasivos. Por eso hoy vamos a intentar desarrollar este pequeño secreto que, si sabemos aplicarlo de manera adecuada a nuestra vida sin dudas va a ser de gran ayuda para caminar de a poco hacia esa tan ansiada libertad financiera donde estemos libres de preocupaciones.

 

Comencemos con aquella pregunta que muchos se deben estar haciendo: ¿Que son los ingresos pasivos?

Para comenzar diremos que existen dos tipos de ingresos: los pasivos y los activos. Los ingresos activos son aquellos que reciben la gran mayoría de las personas, es decir, es el dinero que recibimos por realizar algún tipo de actividad, es por esto el nombre de activo. Por ejemplo: el salario de nuestro trabajo.

Por otro lado, los ingresos pasivos son aquellos que recibimos sin la necesidad de estar presente.
¿Por dónde comenzar?

Si sos una de las tantas personas que recién está comenzando en el mundo de los negocios y no posee un gran capital, entonces le aconsejamos que empiece a baja escala como mencionamos por ejemplo en el párrafo anterior sobre las máquinas expendedoras. Así podría comenzar a construir pequeños ingresos pasivos.

¿Cual es la Ventaja?

Sin dudas la enorme cantidad de tiempo libre que nos deja y que prácticamente no requiere esfuerzo de nuestra parte. Es lo que todos deseamos para poder lograr una libertad financiera plena.

Otra pregunta fundamental que se deben estar haciendo es: ¿Estaría en condiciones de dejar mi empleo?

Esa es nuestra meta, nuestro objetivo, ser nuestro propio jefe, ser dueño de nuestro tiempo y de nuestra vida. Pero cuidado, si no disponemos del capital necesario para comenzar a generar de una buena vez ingresos pasivos, entonces no dejemos nuestro empleo ya que esa será la fuente para adquirir los ingresos pasivos. Una vez que estos sean considerables y superen el monto del salario de nuestro empleo, sin dudas, estamos en condiciones de decirle adiós a nuestro jefe.

 

Leave a Reply